Close

Dengue: municipio del Santa en Chimbote multará hasta con S/ 4,950 por impedir fumigación

Así quedó establecido en acuerdo del Concejo Municipal

La Municipalidad Provincial del Santa empezará a multar hasta con 4,950 soles, equivalente a una Unidad Impositiva Tributaria, a las personas y dueños de negocios que impidan el ingreso a sus viviendas para realizar el trabajo de sensibilización, el control larvario y la fumigación, que es parte del plan de acción contra el brote del dengue.

Así quedó establecido en el acuerdo de concejo que fue aprobado en la sesión ordinaria de Concejo Municipal, que establece la modificatoria del cuadro único de infracciones de la Ordenanza Municipal N° 013-2023-A/MPS, que regula y reglamenta el control y prevención del dengue, chikunguña y zika en Chimbote.

La jefa del Órgano Desconcentrado de Salud Pública, Marleny De La Cruz García, sustentó este punto en la agenda porque era necesario que se incluya que las personas serán multadas si se niegan a dar facilidades a los inspectores “siempre que esté vigente el estado de emergencia sanitaria por epidemia o pandemia o cuando, expresamente, una norma lo prescriba”.

“La vigencia del estado de emergencia sanitaria dada por el Gobierno central por brote de dengue en 20 regiones del país, incluida Áncash, venció en septiembre. Sin embargo, sé que se ampliará, teniendo en cuenta los informes sobre el incremento de casos. Por eso, es necesario que se incluya esta parte para empezar sancionar”, declaró.

Lamentan poco apoyo de la población

En otro momento la funcionaria lamentó el poco apoyo que viene recibiendo las cuadrillas de fumigación y abatización por parte de la población, quienes impiden el ingreso del personal a sus viviendas.

Explicó que los trabajadores de salud de la municipalidad están distribuidos en tres grupos. El primero lo integran los agentes comunitarios, quienes se encargan de sensibilizar a la población acerca del riesgo que trae consigo la enfermedad del dengue y la necesidad de que autoricen el ingreso a las casas para continuar con el trabajo preventivo.

El segundo grupo está conformado por los responsables del control larvario, que tienen la misión de ir casa por casa para verificar los depósitos para dejar los larvicidas que matan el vector. El último eslabón del plan de acción son los fumigadores, quienes son los responsables de desinfectar las viviendas, con máquinas especiales y con todos los equipos de protección.

“Decirle a la población que ahora hay una ordenanza que sanciona a aquellos que no dan facilidades para supervisar los depósitos, que muchas veces los hallamos con larvas. No seremos drásticos: primero se notificará, se sensibiliza y ya luego, si reinciden en su negativa, se aplicarán las multas correspondientes”, puntualizó finalmente.

scroll to top