Close

Ministerio de Vivienda prevé invertir S/ 4,534 millones el 2024

En agua, saneamiento, mejoramiento urbano y vivienda

La ministra de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Hania Pérez de Cuéllar, sustentó hoy ante la Comisión de Presupuesto del Congreso, donde sustentó el presupuesto asignada a su sector para el 2024, el cual asciende a 4,534.8 millones de soles, monto mayor en 8%, respecto al destinado en el presente año.

Del total del presupuesto para el 2024, más de 2,150.6 millones de soles serán destinados para ejecutar 715 inversiones en saneamiento urbano y rural, así como en la construcción de pistas, veredas, entre otros.

También se ha proyectado la entrega de 33,715 bonos habitacionales que representan un desembolso de más de 1,255 millones de soles y la construcción de 9,822 viviendas rurales, por más de 377 millones de soles, para la población en situación de pobreza afectada por las temporadas de heladas y friajes.

Además, se incluye partidas de 193 millones de soles para el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal (Cofopri); también 152.6 millones de soles para el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (OTASS).

Asimismo, 102.7 millones de soles al Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (Sencico) y 39.5 millones de soles a la Superintendencia de Bienes Nacionales (SBN), entidades adscritas al sector.

También, se ha considerado un presupuesto de 41.1 millones de soles para el mantenimiento de maquinaria destinada a los trabajos de prevención y mitigación del impacto del Fenómeno El Niño (FEN), entre otras acciones.

En su intervención, la ministra Pérez de Cuéllar indicó que para el 2024 se ha asignado un presupuesto de 6,401.8 millones de soles destinado a obras de saneamiento en los tres niveles de gobierno, de los cuales 3,025.7 millones corresponden al gobierno central; el monto de 2,818.9 millones a los municipios provinciales y distritales, y finalmente 557.3 millones a los gobiernos regionales.

La titular del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), también resaltó que se incrementó el presupuesto para la gestión de riesgo de desastres, de 59 millones de soles (2023) a 156 millones, mientras que 9 millones se asignaron a acciones de planificación y gestión territorial y urbana.

Balance

De otro lado, la ministra Pérez de Cuéllar informó que en nueve meses de gestión se logró destrabar 101 proyectos, de un total de 241 obras paralizadas, a través de las mesas de destrabe que impulsa su sector en las regiones. Hasta la fecha se han desarrollado 26 mesas técnicas a nivel nacional.

Precisó que, de los 101 proyectos destrabados, este año se reactivarán, es decir, volverán a estar en ejecución, alrededor de 47 proyectos.

Entre los proyectos reactivados resalta la obra integral de Juliaca, que demandará una inversión de 1,600 millones de soles, cuyo financiamiento está próximo a cerrarse.

Brechas

La titular del MVCS detalló también que a nivel nacional 3.4 millones de peruanos no tienen acceso al agua, es decir casi el 10% de la población del país, mientras que 7.6 millones de personas no cuenta con alcantarillado, lo que representa el 23% del total de habitantes. En tanto, el déficit habitacional alcanza las 1.6 millones de viviendas.

Estimó que para resolver el problema de agua y saneamiento en el país se requiere, al día de hoy, 54,000 millones de soles y que al 2030 se necesitarían 100,000 millones de soles.

En ese contexto, la titular de Vivienda dijo que es necesario hacer las reformas estructurales, trabajar de manera consensuada y planificada, así como buscar nuevas fuentes de financiamiento para cerrar las brechas.

Remarcó que el Gobierno y su sector, trabajan de manera ardua para cerrar las brechas de agua y saneamiento en el país. “Nuestro compromiso es seguir trabajando las 24 horas los siete días de la semana para poder cerrar esa brecha histórica”, concluyó.

Metas

El sector Vivienda tiene como meta al 2026 reducir a 3.2% la brecha de acceso al agua y a 16.8% la de alcantarillado.

También reducir de 5.2% a 4.7% las familias que no cuentan con vivienda y de 11.2% a 7.3%, los hogares hacinados o con servicios básicos deficitarios.

scroll to top