Close

La neuropediatra que cuida el cerebro de los recién nacidos y bebés prematuros

Recomienda no darles celulares a niños para no afectar desarrollo del lenguaje ni de socialización.

María del Pilar Medina Alva quiso ser traductora y editora de libros, y hoy es una de los 70 neuropediatras que existen en el Perú. Durante nueve años fue la única de esa especialidad en el Instituto Nacional Materno-Perinatal (INMPN) hasta que empezó a ser necesario para la institución atender todas las enfermedades del cerebro del recién nacido. Vea aquí la galería fotográfica

Es hija de un médico y una enfermera. Sin embargo, durante el colegio sentía que lo suyo era la literatura. Vivía intensamente los relatos de Gabriel García Márquez y las novelas clásicas como Madame Bobary.

Ser una profesional de la salud no estaba en sus planes, quería ser traductora y hasta editora de libros, pero de casta le viene al galgo, y al término de su etapa escolar postuló a la carrera de Medicina y eligió la especialidad de pediatría, porque le pareció que los pacientes adultos no eran tan interesantes.

Descubrimiento

Así, descubrió la medicina del recién nacido, la neonatología, para luego interesarse en la neurología y en la neuropediatría después, por ser una especialidad que podría servirle para tener una visión completa del crecimiento de un bebé.

Entendió que, aunque el cerebro es el órgano más importante que tenemos, la mayoría de personas lo desconoce. Por eso se interesó en conocerlo y explorarlo.

“La neurología neonatal, que es mi especialidad, es relativamente nueva, y los grandes descubrimientos que se han hecho no tienen más de 15 años. Estudiarla me permitió conocer que, así como el cerebro es una parte vital del cuerpo, también es fundamental el lugar donde crece, es decir, el ambiente donde los recién nacidos se desarrollan. Una cosa es el cerebro del niño que recibe cuidados y atención, y otra del que carece de protección”, comenta.

Con esa convicción llegó al Instituto Nacional Materno-Perinatal (INMPN) para incorporarse al departamento de Neonatología como médico asistente.

Fue en el 2008, y durante nueve años no hubo otra neuropediatra en la institución. Hacerse cargo de todas las enfermedades del cerebro de los bebés la abrumó en muchos momentos, recuerda. Luego se incorporaron tres más, y hoy son un gran equipo de profesionales.

Su interés principal son los bebés recién nacidos y prematuros con enfermedades neurológicas, en consultorio y también en cuidados intensivos e intermedios, y como docente en la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) es mostrar a su alumnado cómo es el cerebro y cómo va formándose de acuerdo con los estímulos que reciben los pequeños desde su concepción.

Aunque parece seria, expresa alegría mientras trabaja y comparte con mucha facilidad sus conocimientos. Por esa razón ha encontrado que las redes sociales son un excelente medio para acercar la neurología a sus alumnos y a la gente, mediante su página web y canal en Youtube, NeuroNeo. La motiva su compromiso con la salud plena del cerebro.

Cariño y protección

Medina Alva es una de los 70 neuropediatras formados en el Perú, y con los cinco lustros de experiencia en el sector público sostiene que los médicos tienen que ir más allá de la detección de enfermedades, y reconocer que si les garantizamos a los niños una buena alimentación, buen sueño, mucho cariño, conversación y exposición a diversas experiencias sanas, cuando sean adultos su vida será mejor.

“El cerebro nos convierte en la persona que somos, y la tarea es cuidarlo desde la concepción del bebé. Me siento orgullosa de trabajar para quienes más nos necesitan. El INMPN es mi lugar natural y mi deber es estar aquí”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top